La Cultura DevOps

La Cultura DevOps

Por Rafael Aguilar, Configuration Manager en DataArt.

Actualmente, DevOps es un término muy escuchado en la industria de la tecnología. Sin embargo, es un término que genera controversia debido a la ausencia de debate y la tendencia de buscar soluciones “mágicas” que acaben con los problemas cotidianos de dicha industria. Por ese motivo, la comunidad que promueve el DevOps se ha resistido a convertirse sólo en un puesto, conjunto de reglas o de herramientas más, que siguen abultando al espectro de metodologías que actualmente tenemos para ofrecer valor en servicios de IT.

La empresa Gartner anunció, en el 2015, que para el año 2016 “DevOps pasaría de ser un nicho a una estrategia central empleada por el veinticinco por ciento (25%) de las organizaciones a nivel global”. A pesar de que el nacimiento de este movimiento se ubica alrededor del 2008, en menos de una década se logró establecer como uno de los principales requisitos para alcanzar el éxito en la industria tecnológica.

Debido a la alta competencia y a la creciente demanda de servicios tecnológicos, es el mercado nuevamente, quién motiva y obliga a las empresas IT a industrializarse realmente, a través de cambios revolucionaros como alguna vez sucedió con la industrialización del siglo XIX.

Para que una empresa IT tradicional pueda mutar hacia una que se adapte altamente a DevOps, el encargado de este rol deberá que entender los procesos tecnológicos, y más importante aún, las relaciones interpersonales que existen entre aquellos que entregan el valor agregado en conjunto al servicio.

DevOps no es una metodología, una moda o una corriente filosófica; es una cultura que intenta buscar la manera de conceder servicios IT (tales como aumento de aplicaciones, soporte, entre otros) de forma más inteligente, traduciéndose en agilizar tiempos y potenciar la calidad del servicio.

Las personas y sus intercambios de ideas son el pilar fundamental dentro de las mejores prácticas promovidas desde la comunidad DevOps, creando de esa forma un ambiente de motivación continua.

Gracias a la adopción de la cultura DevOps, diversos proyectos en DataArt se han visto beneficiados en la entrega de servicio eficiente y mayor calidad.