LinkedIn para profesionales IT: El arte de armar un buen perfil

30 julio
Anastasia Stetsenko, Employee Advocacy Lead, DataArt
LinkedIn para profesionales IT: El arte de armar un buen perfil
Gestionar adecuadamente una red profesional como LinkedIn, hace que aumente de forma considerable la cantidad -y calidad- de oportunidades laborales. Pero ¿cómo hacer para tener un perfil atractivo y cuáles son los errores más comunes que se cometen en esta red? En este artículo, te dejamos nuestros consejos para lograrlo.

¿Por qué necesito un perfil de LinkedIn?

Empecemos con una pregunta simple: ¿qué objetivo tiene tu perfil de LinkedIn en este momento? ¿Estás buscando nuevos desafíos laborales, planeás cambiar tu campo de actividad o simplemente querés mantenerte activo dentro de una comunidad profesional? Además, ¿lo estás utilizando como una herramienta comercial o estás promoviendo la empresa en la que estás trabajando?

El contenido de tu perfil -y el posicionamiento que termines logrando- dependerá directamente de las respuestas a estas preguntas. Por ejemplo, para un vendedor o un reclutador, impulsar la marca empleadora en esta red puede ser una responsabilidad fundamental, algo que no será igual para quien busca cambiar de trabajo.

Foto de perfil y portada

En toda red social es importante causar una buena primera impresión y LinkedIn no es la excepción a la regla. En este sentido, prestarle atención al diseño visual de tu perfil puede ser beneficioso a la hora de presentarte ante la comunidad profesional. Elegí una foto tuya de buena calidad, en la que puedan reconocer tu rostro fácilmente y en la que no aparezcan otras personas -sin importar lo cercanas que sean-. Cuanto más actual sea la imagen, mejor, y en lo posible, tratá de evitar que refiera a una actividad social nocturna; que parezca lo más natural posible.

De la misma forma, asegurate de que la imagen de portada también sea de buena calidad y que refleje aquello que quieras transmitir. Puede ser el logo de tu empresa o una imagen metafórica: por ejemplo, un avión para representar tu capacidad de administrar grandes proyectos o una foto de tu escritorio para transmitir tu pasión por el trabajo. Esto abre un amplio margen para la creatividad; lo principal es, una vez más, preguntarte qué objetivo estás persiguiendo en esta red. Otras opciones más seguras pueden ser elegir una imagen monocromática o seleccionar una opción de este sitio especial.

El titular

Es la línea que se encuentra inmediatamente debajo de tu foto y se ve en el feed cada vez que posteás una publicación o comentario, junto con tu nombre y apellido. Usalo para explicar claramente lo que hacés, las tecnologías que sabés o los temas que te interesan. Si estás en una búsqueda laboral activa, podés detallarlo también aquí para que los reclutadores sepan de inmediato que estás abierto a escuchar nuevas oportunidades.

Acerca de

Este espacio es clave ya que, entre otras cosas, los reclutadores buscan candidatos utilizando palabras clave y Google indexa bien LinkedIn. Por eso, aprovechalo para presentarte detalladamente: cuántos años de experiencia profesional tenés, qué posición ocupás, cuáles son tus mayores habilidades y, si sos técnico, qué tecnologías usás. También podés especificar tus habilidades blandas; en este caso, es mejor no usar palabras individuales, sino hacer descripciones más completas. Por ejemplo: “sé cómo resolver problemas y cómo organizar y administrar proyectos” o “tengo experiencia resolviendo problemas comerciales complejos para garantizar una excelencia operativa”.

Además, si usás LinkedIn para representar también a tu empresa, describí brevemente qué hace y cuáles son sus puntos fuertes. Por ejemplo, quienes trabajan en DataArt a menudo detallan en su perfil algo como: “Trabajo en DataArt, una compañía global de ingeniería de software con valores sumamente humanos. Somos un equipo de más de 3.000 profesionales, distribuidos en más de 20 oficinas en USA, Europa y América Latina".

Experiencia laboral

En esta sección es importante que detalles qué hacés en la actualidad y tu trayectoria. Contá cuáles fueron tus responsabilidades (acordate de las palabras clave) y qué resultados lograste en cada puesto que tuviste. Lo primero habla sobre tu trabajo diario y, lo segundo, sobre lo que vos mismo percibís como éxito.

Estos son algunos ejemplos de objetivos alcanzados:

  • Gestioné con éxito seis proyectos: 4 estables y en curso y 2 finalizados, cumpliendo con todos los objetivos planteados;
  • Entregué un producto de bots en Telegram, sumando un canal más de venta;
  • Rediseñé los documentos del proyecto (BRD, FSD) para que sean comprensibles y ahorren tiempo al equipo.

Si a lo largo de tu carrera cambiaste de posición dentro de una misma empresa, no dejes de indicarlo en tu perfil. Eso confirma tu capacidad de desarrollarte sin necesidad de variar de empleador lo cual, por razones obvias, es importante para los reclutadores.

Aptitudes y validaciones

Enumerá tus aptitudes y dejá como destacadas, en la parte superior de la lista, las tres más importantes para tu posición actual. Luego, podés solicitarles a tus colegas que te respalden y las validen: para esto solo necesitan hacer clic en el signo + al lado de cada aptitud en tu perfil. De esta forma, tu lista será más sólida y demostrará que no se trata simplemente de un montón de palabras al azar.

A su vez, no dudes en confirmar las aptitudes de aquellas personas que conozcas: el apoyo mutuo en LinkedIn es necesario e importante.

Recomendaciones

Esta sección refleja tu reputación: nada ilustra más claramente a un profesional que la opinión de personas reales que trabajaron con él. Además, es importante no solo recibir recomendaciones, sino también darlas, observando cierto equilibrio a la hora de "dar-tomar".

Podés solicitar recomendaciones a colegas en tu misma posición, subordinados, jefes o clientes y, para facilitar que las escriban, puede servir que les ofrezcas algo de ayuda en forma de diagrama:

  • Bajo qué condiciones trabajamos juntos
  • Qué hice en ese puesto o proyecto
  • Cómo fue tu experiencia trabajando conmigo

La recomendación podría verse así:

Tania ha sido mi compañera de trabajo y la socia más confiable durante 2 años. Cubre el ciclo completo de actividades de recursos humanos, pero su mayor expertise radica en el campo de la capacitación y el desarrollo. El proyecto de tutoría bajo su gestión fue uno de los más exitosos de la empresa. Tiene un gran sentido común, talento para el análisis, el desarrollo continuo y una actitud de cuidado hacia las personas. Espero que volvamos a formar un equipo algún día.

URL personalizada

LinkedIn genera automáticamente una URL (incómoda y larga) para cada perfil. Afortunadamente, cada persona puede acortarla y personalizarla de una forma muy sencilla, desde el menú:

Li img

Lugar de residencia

Parecería algo obvio, pero no todos indican en qué ciudad viven, y esto es realmente importante. La georreferenciación aumenta significativamente las posibilidades de obtener una oferta de trabajo relevante.

Visibilidad del perfil

Después de completar todo tu perfil, simplemente te resta asegurarte de que sea público, es decir, visible para los usuarios fuera de la red social. LinkedIn está bien indexado por Google y, que tu perfil aparezca a través de una búsqueda, es otra oportunidad para hacerte notar.

Li img

Tu página de LinkedIn es una auto presentación que siempre está disponible y puede funcionar en cualquier momento. No dejes de actualizarlo regularmente y de mostrar movimiento. De esta forma, vas a poder mantener tu perfil relevante.