Lo que StarCraft 2 nos dejó

1 febrero
Nikita Sosnov, Technical Architect en DataArt
Lo que StarCraft 2 nos dejó
Aunque soy arquitecto y desarrollador, como habrás adivinado por el título, hoy quiero hablar de otro tema: mi experiencia confirma que los principios de StarCraft son bastante aplicables en el trabajo y, lo que es más importante, dan un resultado positivo.

Lo admito de inmediato: no soy un jugador profesional y estoy lejos de serlo; pero tengo un conocimiento básico de StarCraft 2 y el año pasado, mientras estaba preparándome para el tradicional torneo que realiza DataArt desde hace mucho tiempo, me encontré más de una vez analizando el por qué amamos tanto este juego.

Así, decidí escribir algunas ideas que me surgieron mientras practicaba y que podemos aplicar perfectamente en el trabajo. 

EL PLAN ES LA BASE DE CUALQUIER ACCIÓN

Para un observador inexperto, StarCraft 2 puede verse bastante caótico: los oponentes parecen hacer clic al azar en el teclado y el mouse, mueven el cursor por la pantalla lo más rápido posible, a veces uno de ellos está muy angustiado emocionalmente… 

Pero lo cierto es que el juego en sí pertenece al género de estrategia en tiempo real, lo que inmediatamente dice mucho. En primer lugar, significa que para ganar debemos pensar nuestras acciones por adelantado, mientras que al mismo tiempo jugamos "en tiempo real", es decir, no podemos pensar estáticamente en el próximo movimiento, como en el ajedrez, sino que debemos actuar simultáneamente con el oponente. Aquí es donde aparece el primer aprendizaje: ¡necesitamos un plan desde el principio!

La planificación es una de las etapas más interesantes de cualquier juego, especialmente de estrategia. En nuestro caso, el jugador debe responder muchas preguntas: ¿su prioridad será fortalecer el ejército o el desarrollo económico, asumirá un papel agresivo o se centrará en la defensa, apostará por una ejecución impecable de acciones esperables, o tratará de sorprender al enemigo con una decisión inusual? 

StarCraft 2 tiene una teoría bien desarrollada de aperturas u "órdenes de construcción". Casi cada espacio en blanco encarna una idea específica que se puede formular en una frase corta, por ejemplo: “desarrollamos la economía y no permitimos que el enemigo nos destruya” o “atacamos al enemigo lo más rápido posible, mientras aún no es fuerte”. 

El jugador aficionado normalmente solo tiene que elegir una de las posibles aperturas e intentar completar el escenario con alta calidad, sin distraerse con pensamientos extraños y sin pasar por alto las acciones del oponente.

Capturas de pantalla del juego StarCraft 2

Un encuentro de combate siempre requiere atención y control

Es precisamente una comprensión clara del propio plan (tanto a nivel general como de los pasos específicos hacia su implementación) lo que asegura la velocidad de los movimientos en el proceso de una batalla. Los jugadores competentes mueven el ratón rápidamente y hacen clic en las teclas porque saben lo que quieren. No tienen que pensar en su próximo movimiento, ya que no olvidan la estrategia que definieron antes de que comience el juego.

Lo mismo sucede en la vida: las personas con un plan, saben qué hacer y actúan de manera mucho más eficiente. Parecía una declaración bastante obvia, pero ¿siempre logramos tener en mente el objetivo final? ¿nunca nos desviamos durante el camino, entre una etapa y otra?  

En general, podemos afirmar que para muchas actividades existen criterios de éxito ya definidos, como en un juego. En el trabajo, queremos desarrollar una app exitosa y de alta calidad; en la familia, queremos criar a un niño amable e inteligente; para nosotros mismos podemos querer, por ejemplo, aprender a andar en bicicleta sin caernos.

En cualquier caso, es el plan lo que hace que nuestras acciones tengan sentido, por grande que sea la meta que nos propongamos. Por ejemplo, sabemos que primero debemos aprender a andar en bicicleta en línea recta y solo luego dominar el giro. O que el proyecto debe ser testeado antes de que se pueda afirmar que está libre de errores. Lo principal aquí no es cada pequeño paso que se dé, sino la capacidad de conducción que se consigue al final, o la entrega de una app funcional a los usuarios.

EL ‘MULTITASKING’ ES SIEMPRE UNA ILUSIÓN

Al ver un partido de StarCraft 2, es fácil caer en otro concepto erróneo. Desde afuera, parece que suceden muchas cosas al mismo tiempo, y que todas requieren la participación directa del jugador. Esto no es del todo cierto: muchas cosas suceden por sí solas y una persona experimentada simplemente no les presta atención. 

La limitación más importante aquí es bastante simple: un jugador solo puede mirar un punto en el mapa a la vez y emitir solo una orden. Además, cuanto más competente se es, más breves son los “puntos de tiempo” con los que opera y es por eso que, desde el exterior, puede parecer que realmente se las arregla para estar en varios lugares al mismo tiempo.

StarCraft 2 está bastante mal automatizado: los soldados subordinados no son muy inteligentes, la economía no puede expandirse por sí sola y la construcción de cada edificio requiere instrucciones directas del jugador. Esto obliga a priorizar según el plan elegido y resignarse a la imposibilidad de resolver varias tareas a la vez. Para convencerse de esto, se debe intentar administrar el grupo de aterrizaje de inmediato y desarrollar la infraestructura. No es tan fácil como parece.

Capturas de pantalla del juego StarCraft 2

No hay que olvidarse de la producción del ejército

En nuestra vida, constantemente aparece una gran masa de tareas y acciones. Aunque puede parecer que al menos una pequeña parte de ellas se puede hacer al mismo tiempo, incluso una tarea tan simple a primera vista, como buscar cierta imagen en Internet, lleva tiempo y no se puede realizar en paralelo con, por ejemplo, escribir un mail. Solo se puede navegar de manera efectiva a través de una lista de tareas secuenciales, cambiando entre elementos. A veces todo lo que hay que hacer es reconocer que es hora de buscar imágenes y nada más.

Seguramente habrá gente alrededor que crea que puede hacer varias cosas al mismo tiempo y con la misma eficacia. Entonces déjelos probarlo en la práctica con la ayuda de StarCarft 2.

LA ATENCIÓN ES EL RECURSO MÁS IMPORTANTE

Como ya hemos dicho, StarCraft 2 requiere habilidades de planificación y ejecución de procesos para ganar el juego. ¿Con qué tipo de recurso opera una persona para cumplir esto? La respuesta es: su propia atención. El nivel de un jugador estará determinado, entonces, por su capacidad de recordar tantos detalles como sea posible y darle a cada uno de ellos la parte de atención necesaria y suficiente. 

Ya sea que se estén entrenando tropas y maniobras o expandiendo la economía, la aparición de un nuevo evento que no se tenía en cuenta en el plan, como un ataque sorpresa a instalaciones mineras clave o la aparición de un enemigo en la retaguardia, puede llamar completamente la atención y desviar nuestra atención, haciendo que dejemos de lado tareas menos llamativas pero, en última instancia, igual de importantes. 

Muchos jugadores aficionados solo reaccionan a las cosas más grandes e ignoran las pequeñas. Incluso si se dan cuenta de que no están actuando de manera óptima, simplemente no están prestando la suficiente atención a todo.

Capturas de pantalla del juego StarCraft 2

Distraemos al enemigo con minas voladoras, obligándolo a prestar atención

Gestionar nuestra atención en el trabajo es una habilidad seria e importante, porque en la vida este recurso es tan limitado como en el juego. Al controlarla, podemos hacer cosas realmente interesantes, en lugar de ir cambiando de una pequeña tarea a otra, sin rumbo fijo.

La capacidad de mantener el enfoque se puede desarrollar. No importa si se trata de un juego o de una habilidad para la vida, en cualquier caso, este es un tema lo suficientemente profundo como para escribir un artículo separado. Solo señalaré que tal desarrollo también requiere un plan dividido en etapas, con tareas claramente formuladas. Cada una de ellas debe servir como un faro, que no permita desviarse del camino hacia la meta final.

Incluso si ese objetivo es aprender a mantener la atención para disfrutar de una actuación decente en un torneo de StarCraft 2.

***

La ambientación, histórica o fantástica, está pensada para hacer más interesante cualquier partida, para añadir algo de emoción al enfrentamiento con un oponente vivo o artificial. Pero la jugabilidad en sí sigue siendo un modelo que reproduce las reglas establecidas, que, a su vez, se toman de la vida circundante. Esta es probablemente la razón por la cual los juegos a menudo permiten no solo recuperarse psicológicamente al cambiar a una actividad fundamentalmente improductiva, sino también adquirir nuevas habilidades.