Películas de realidad virtual

1 febrero
Películas de realidad virtual
Cuando hablamos de VR en las películas, no hacemos referencia simplemente a los videojuegos o a la oportunidad de ser otro personaje por diversión, sino que la cinematografía nos enseña que gracias a ella se pueden resolver crímenes y prevenir ataques terroristas; pasar tiempo en la cárcel y resistir invasiones alienígenas reales; experimentar plenamente los sentimientos de otra persona e incluso adquirir superinteligencia.

Estamos seguros de que al ver (o volver a ver) estas películas, podrás emprender viajes emocionantes con los personajes. ¡Todo lo que necesitás es encontrarlas en tu servicio de streaming favorito!

Ready Player One: Comienza el juego (2018)

El maestro de la ficción y director más taquillero de todos los tiempos, Steven Spielberg, hizo la versión cinematográfica de la novela de Ernest Kline que recomendamos en nuestra lista de libros cyberpunk.

Hacia 2045, la vida en la Tierra habrá cambiado dramáticamente. Las personas viven en ruinas postapocalípticas, pero escapan de la realidad gracias a un universo virtual llamado Oasis. Su creador decide legar toda su fortuna y el control total sobre el Oasis al jugador que resuelva todos los acertijos que él propone. Para ello, habrá que derrotar a millones de jugadores y grandes corporaciones.

8 minutos antes de morir (2011)

¿Sabías que el hijo de David Bowie, Duncan Jones, es un exitoso director de Hollywood británico, creador de la película Warcraft? También dirigió este thriller, una especie de El día de la marmota en una realidad virtual.

El piloto de helicóptero, Colter Stevens, revive repetidamente los últimos ocho minutos de la vida de uno de los pasajeros de un tren que explota. Ese es todo el tiempo que tiene para encontrar al terrorista, desactivar la bomba y prevenir el ataque. La calificación de 7.5 en IMDB y Rotten Tomatoes sugieren que definitivamente vale la pena ver esta película.

Nivel 13 (1999)

Esta película muestra cómo la gente imaginaba la realidad virtual en un lejano 1999. Basada en la novela "Simulacron 3" de Daniel Francis Galouye, sigue siendo popular a pesar de sus años de antigüedad.

La simulación envía a los jugadores a un Los Ángeles 1937 virtual, donde todos pueden ser quienes quieran e interactúan con personajes que se consideran personas reales. Uno de los creadores del juego muere y su colega, sospechoso del asesinato, investiga un crimen en dos mundos a la vez: el real y el virtual.

Tron (1982)

Esta es la película más antigua de nuestra lista, pero definitivamente debe verse a pesar de haber sido filmada antes de que nacieran algunos de nuestros lectores. Se crearon unos 20 minutos en total con la ayuda de una computadora, ¡algo increíble para principios de los 80! Tron fue un verdadero avance en el campo de los efectos especiales, algunos de los cuales todavía se ven bastante bien hoy.

Enacom Corporation despide al desarrollador Kevin Flynn y se hace cargo de la autoría de sus juegos. Al colarse en el laboratorio por la noche para corregir un error, accidentalmente ingresa al mundo virtual como un personaje.

Tron: El Legado (2010)

Casi 30 años después, Tron tuvo su secuela. El personaje principal nunca regresó al mundo real y su hijo, el hacker Sam, entra en el juego para buscarlo; allí se encuentra con su malvado clon que ha esclavizado el mundo virtual y planea invadir el mundo real. Sam luchará para encontrar a su verdadero padre y salvar a ambos mundos, con una banda sonora compuesta por "Daft Punk".

ExistenZ (1999)

El fantástico thriller de David Kronenberg cuenta la historia de Allegra Geller, la mejor creadora de juegos del mundo que deben estar conectadas directamente al cuerpo, y de su nueva simulación única. Durante la presentación de "ExistenZ", alguien intenta matar a Allegra y rompe la consola. Pero junto con un pasante, interpretado por Jude Law, ella logra ingresar a la realidad virtual para salvar su creación.

El juego de Ender (2013)

En un futuro lejano, la guerra contra los extraterrestres se ha convertido en una realidad. Los militares no logran ganar ya que, para hacerlo, se requiere de un pensamiento demasiado poco convencional. Por lo tanto, el Gobierno selecciona a los niños mejor dotados para una educación especial. Solo uno de ellos, Ender Wigger, se convertirá en comandante y liderará una nave espacial hacia la batalla. Pero primero, debe entrenar en un simulador virtual.

Proyecto Brainstorm (1983)

Otra historia fantástica de los 80, con Christopher Walken y Natalie Wood. Un grupo de científicos inventa un casco que puede leer y registrar sentimientos, emociones, pensamientos, recuerdos e incluso la muerte de cualquier persona en una cinta especial. Quien use este casco, puede ver y experimentar todo lo que experimentó otro sujeto.

El Pentágono financia en secreto su desarrollo y después de la presentación reclama los derechos de la invención. El ejército planea usarlo para torturar, aunque sus desarrolladores están categóricamente en contra.

Otherlife (2017)

Ren Amari desarrolla un psicotrópico llamado Otherlife, que crea una realidad virtual en la cabeza de las personas que lo consumen basada en sus pensamientos y recuerdos. Mientras se pase una fracción de segundo en el mundo real, es posible vivir muchas horas e incluso días bajo la influencia de esta droga.

El gobierno propone probarla en prisioneros, usándola como una prisión virtual. Ren no está de acuerdo, pero cuando su novio muere debido al uso indebido de la droga, ella se encuentra repentinamente dentro de esa prisión.

Gamer (2009)

El reality show de supervivencia "Society" es otro ejemplo del uso de la realidad virtual como castigo. Los jugadores controlan los cuerpos de criminales reales condenados a cadena perpetua, y los personajes deciden por sí mismos cuándo apretar el gatillo. Quien sobreviva 30 asaltos obtiene su merecida libertad, aunque nadie aún ha podido hacer eso. Solo un prisionero injustamente condenado, John Tillman, se acerca a ese sueño después de 27 rondas.

El hombre del jardín (1992)

Aquí, la realidad virtual ayuda en experimentos médicos. Pero la estimulación cerebral con químicos y la inmersión en una realidad virtual, eventualmente convierten al personaje principal en un genio, peligroso para toda la humanidad. Los efectos especiales son un poco limitados, después de todo la película se rodó a principios de los 90. Pero aprender un par de líneas de esta película vale la pena para cualquier fanático de la ciencia ficción.