Primeros pasos en QA: tips para principiantes

21 agosto
Georgi Stoilkov, Senior QA Manager
Primeros pasos en QA: tips para principiantes
Cada vez más personas se están volcando al sector IT y, en muchos casos, la opción más fácil y lógica pareciera ser el aseguramiento de la calidad (QA). Si bien abundan en Internet los anuncios de cursos cortos y capacitaciones sobre el tema, mi experiencia muestra que expectativa y realidad no siempre coinciden. Considero que, todo aquel que haya decidido desarrollar esta profesión, debería conocer algunos de los principales escenarios, así como tener una idea clara de lo que es QA.

 


Georgi Georgi es QA Manager en la oficina búlgara de DataArt. Lleva 10 años trabajando en el campo de las tecnologías de la información y gran parte de su experiencia se centra en el aseguramiento de calidad. Ha estado involucrado en la implementación y optimización de procesos en varias empresas de software. Durante los últimos 4 años ha liderado equipos de QA multinacionales.

En este artículo, encontrarán algunos detalles importantes que serán útiles para todos aquellos que hayan decidido enfocarse en la profesión de QA.

1. Encontrar el curso adecuado

Capacitarse, ya sea en línea o presencialmente, es el primer paso. Los cursos brindarán los conocimientos básicos, tal como: procesos y técnicas de testing, una base técnica de programación y bases de datos y la documentación de test, entre otros. En muchos casos, las personas descubrirán que esto no es para ellos en absoluto, ya sea porque les resulta difícil afrontarlo o porque pierden el interés. Por eso es importante tener en claro cuáles son los motivos que nos llevan a QA - económicos, un deseo de cambio, interés en la tecnología o una combinación de todas estas cosas.

2. Entrevistas de trabajo

Una vez completado el curso, hay que prepararse para el largo y difícil proceso de participar en entrevistas de trabajo. Es muy importante no desmotivarse después de varios intentos fallidos; que suceda eso es perfectamente normal y no debería detenerte. Mi consejo es que, durante la entrevista, no seas tímido y hagas la pregunta más importante: "¿Cómo me ayudará este trabajo a desarrollarme como profesional?". Si encontrás un mentor en el que puedas confiar, el viaje se volverá más sencillo e interesante.

3. Primer empleo o práctica profesional

Muy a menudo, la elección del primer trabajo o pasantía se reduce a cuál es la empresa, qué tan grande es, cómo es su reputación, etc. Sin embargo, es más importante encontrar al mentor adecuado. A lo largo de mi carrera profesional, he logrado los mejores resultados cuando había un líder fuerte a mi lado que me guiaba en la dirección correcta y que me enfrentaba a nuevos desafíos. Un buen mentor te mostrará el camino, pero también te sacará de la zona de confort, lo que contribuirá a tu desarrollo.

4. Sueldo: expectativa vs realidad

Es importante tener actitudes y expectativas realistas. La primera experiencia laboral debe considerarse como una inversión en el propio futuro y aconsejo comprometerse más allá del salario o los beneficios laborales. Si te interesó QA solo porque escuchaste que la paga es buena, tené en cuenta que en un principio, cuando recién estés ganando experiencia, es posible que tengas que trabajar como pasante o con un salario mínimo.

5. Del control de calidad al aseguramiento de la calidad

Después de adquirir uno o dos años de experiencia, es hora de pasar del control de calidad al aseguramiento de la calidad. Aunque todas las capacitaciones y cursos hablan de QA, lo cierto es que siempre se trata de control de calidad. Lamentablemente, la mayoría de los programas de formación carecen de la definición correcta de calidad y de cómo garantizarla. Los conceptos básicos que se enseñan tienen una orientación extremadamente técnica, enfatizando el lado práctico de las pruebas de software (control de calidad). Por supuesto, no hay nada de malo en eso; pero a partir de ahora, se deberá tomar el camino de la transformación hacia la garantía de calidad. Y eso es mucho más que probar un producto de software.

6. Centrarse en los procesos

Por lo general, después de los primeros años de experiencia profesional nos hacemos la pregunta "¿Qué es la calidad?". Y cuanta más experiencia adquirimos, más nos damos cuenta de que no es solo una prueba o una lista de defectos descritos. Entendemos que la calidad es una forma de pensar y un factor que afecta a todas las personas de la organización, independientemente del cargo que ocupen. Todos los involucrados en el aseguramiento de la calidad deben asegurarse de que este conjunto de procesos sea correcto y que todos lo sigan.

No se trata solo de los procesos relacionados con los test, sino de todos los que se implementan en una empresa. Desde cómo se recopilan y escriben los requisitos comerciales, pasando por el proceso de implementación de un entorno de producción, hasta cómo debería ser un manual de usuario bien redactado. Todos los procesos de una organización son fundamentales para la calidad y nos permiten ser coherentes en los resultados.

Y un consejo: no temas pedir cambios si creés que los procesos no contribuyen a la calidad de los resultados.

7. Desarrollar una “mentalidad de calidad”

La calidad es subjetiva y cada quien la entiende a su manera. Y aunque tratamos de evaluarla con distintas métricas y KPI, a menudo ocurre que el cliente no está conforme con algo como, por ejemplo, un manual del usuario poco detallado. En esos casos, aunque no hay errores o bugs, el cliente aún no estará satisfecho.

Todos deben esforzarse en construir la denominada "mentalidad de calidad", tanto para sí mismos como para la organización. Cuando el equipo se da cuenta de que la calidad no depende solo del departamento de QA, sino de todos los integrantes de una empresa, el desarrollo de un producto de software de calidad se vuelve más realista. Si las personas descuidan esto (ya sea que se trate del CEO, BA, desarrollador o especialista en marketing), sin importar el tamaño del equipo QA, la calidad será una ilusión difícil de conseguir.

En conclusión:

Esta ha sido mi profesión durante 10 años y puedo decir con seguridad que me encanta lo que hago. Con los años, me he dado cuenta de que la materia técnica se aprende con buena voluntad y perseverancia. Uno puede entrar muy fácil y rápidamente en el campo del testing y ser bueno en ello, pero la construcción de una mentalidad de calidad y la transformación del control de calidad al aseguramiento de la calidad son los factores que cambian el juego y convierten un trabajo simple en una pasión. Y cuando hay pasión, una persona mejora y crece con cada día que pasa.